Harry Potter y las semillas del futuro

Introducción Descarga artículo en PDF

Responsable
Azahara Zain Alburquerque Muro
Centro escolar
CEIP Nueva Jarilla, Jerez de la Frontera
Dirección
Calle Parra, 6, 11400
Localidad y provincia
Nueva Jarilla, Cádiz
Web del centro
sites.google.com/view/ceipnuevajarilla/
Contacto
azaruski@gmail.com

“El mundo está en peligro, solo vosotros podéis salvarlo, ¿pero, para eso tendréis que hacer toda la magia que sepáis y cumplir todas las misiones del mapa… are you ready?”

Imagina que el primer día de colegio, para entrar a tu clase de 6.º de Primaria, tienes que cruzar el andén 9 Y 3/4, al otro lado todo está oscuro, solo relucen en el techo una snitch dorada, al fondo se vislumbra un esqueleto con un sombrero de brujo y unas cuantas llaves que parecieran volar; tomas asiento con un sentimiento entremezclado de incertidumbre, nervios y emoción; en ese momento tu maestra pone en marcha lo que parece una película y entonces… Harry Potter y las semillas del futuro”.

Una experiencia educativa que conjuga el juego, la ilusión, el conocimiento, la investigación, la construcción del aprendizaje y la conexión con la realidad; con el fin de hacer crecer la semilla del futuro en el interior de nuestro alumnado, haciendo lo que mejor sabemos hacer los docentes: MAGIA.

Regalo de mi alumnado del CEIP Nueva Jarilla que recoge la gamificación.
Regalo de mi alumnado del CEIP Nueva Jarilla que recoge la gamificación.

Punto de partida

No fue un curso normal el de 2019/2020, pero en el CEIP Nueva Jarilla, en Jerez de la Frontera, un Semi-D rodeado de naturaleza y huertos ecológicos, donde la mayoría de las familias se dedican a la agricultura y a la ganadería en todas sus vertientes y, por tanto, entre mi alumnado hay quien quiere ser pastor como su padre y quien quiere ser ingeniera agrícola. Es un centro de una línea, con un gran patio, con su propio “Huertishi”. Y, aunque es un centro antiguo, durante este curso, con la nueva dirección, se han acometido muchas mejoras de limpieza, pintado e infraestructuras.

Ruleta de premios y cartas tematizadas de la gamificación.
Ruleta de premios y cartas tematizadas de la gamificación.

Como cada 10 de septiembre las familias acuden el primer día de colegio porque bien es sabido por todo el pueblo, que ese día los docentes del cole bailan y reciben a los niños y niñas haciendo una fiesta. Y es que no es para menos, es el primer día de cole y, además, hay muchos maestros nuevos, así que entre los familiares surgen las mismas preguntas: ¿Quién le tocará a mi niño?, ¿Cómo serán sus clases? A ver si mi niña se adapta, son tantos cambios…

Avatares individuales con personajes de la película.
Avatares individuales con personajes de la película.
Avatares del alumnado que recoge: nombre ficticio, poderes, aliados, enemigos, etc.
Avatares del alumnado que recoge: nombre ficticio, poderes, aliados, enemigos, etc.
Pegatinas de los diferentes rangos que el alumnado irá consiguiendo tras superar cada reto.
Pegatinas de los diferentes rangos que el alumnado irá consiguiendo tras superar cada reto.

Entre esos nuevos docentes, se encuentra servidora. Comencé el curso 2019/20 en este colegio de entorno rural con el propósito de concienciar a nuestro alumnado, que pertenece a la Generación Z, de la importancia de la situación presente y futura de nuestro planeta. Por tanto, se hace necesario conectar con su realidad, y bien es sabido, que esta generación domina la tecnología para su uso y disfrute; además, muchas de las familias de mi alumnado viven desde hace varias generaciones del campo, la agricultura y la ganadería, constituyendo su mayor sustento. Así que el reto es conectar el pasado con el presente para alcanzar así mi objetivo: que el alumnado, “las semillas del futuro”, salven el planeta Tierra.

De este modo surge la gamificación dentro del aula, que se ve complementada con un proyecto de eco huerto que coordino, desarrollado dentro de los Programas de Innovación Educativa ALDEA, el cual será el recurso indispensable para hacer posible la conexión que antes mencionaba. Además, siendo una gamificación que conjuga a partes iguales, un carácter analógico con uno digital, empleamos para ésta los portátiles del colegio, así como las propias tabletas y móviles del alumnado fuera del centro para realizar diversos retos y, por ende, trabajamos un sistema de premios analógicos, con cartas tematizadas, una ruleta y tickets mágicos, avatares, pegatinas, etc.

Paso a Paso

Paso 1: Proyecto

“Juramento Always” el cual realiza todo el alumnado cuando comienza en un nuevo equipo.
“Juramento Always” el cual realiza todo el alumnado cuando comienza en un nuevo equipo.

El proyecto está centrado no solo en concienciar al alumnado sino en volverlo parte activa en frenar la decadente situación en la que se encuentra inmerso nuestro planeta “con fecha de caducidad”, si las nuevas generaciones no corrigen el rumbo actual.

“Harry Potter y las semillas del futuro” hace referencia tanto a la gamificación cuya temática es el universo de la película, si no, además, a esas semillas del futuro que establecen un paralelismo entre las propias semillas del huerto del centro -Huertishi- como punto de partida para mejorar el planeta y, el propio alumnado; ya que, sin duda, las semillas del futuro son ellos y ellas.

Así pues, tras recibir la carta de invitación a su nueva clase de Hogwarts, el alumnado tenía que realizar el “Juramento Always”, por el que se comprometen a alcanzar el reto final y reconociendo cuán de importantes son todos y cada uno de ellos mismos.

Paso 2: Las normas del juego

Como si de un juego de mesa se tratara, o tal vez uno de cualquier videoconsola, en todos y cada uno de ellos hay unas normas, una manera de conseguir pasar de unas páginas a otras, de unas fases a otras, de superar un monstruo o de llegar a la meta.

Por tanto, esta gamificación, este aprendizaje jugando, lo llevamos en clase conjugando diversas metodologías activas, es decir, el alumnado debe de cumplir las normas del juego. Partimos del hecho de que cuando uno juega-aprende solo, se divierte, pero, sin duda, cualquier aprendizaje, proyecto, reto y/o tarea es mucho más divertida y amena si se hace en equipo. Así pues, se hace necesario un aprendizaje cooperativo, con distribución de roles y responsabilidades. Estos roles son representados por diversos personajes de la película, por lo tanto, serán personajes que el alumnado no podrá seleccionar a la hora de elegir su propio avatar para el curso.

Por otro lado, muchos de los retos deberían ser superados de forma individual o en equipo, para sumar puntos a sus respectivas casas de magia, llevados a cabo mediante flipped classroom ya fuese en su modalidad “in flipped” o desarrollando dicha metodología desde sus hogares, fomentando la investigación y el descubrimiento, así como la comprensión de los diferentes objetivos. Muchos de los proyectos realizados buscan favorecer un Aprendizaje Servicio, como ocurriera en uno de los retos del primer trimestre donde cada equipo tuvo que convertirse en un partido político, generar propuestas de mejora para el colegio, el pueblo y España en sus candidaturas, exponerlas en un mitin frente a compañeros, docentes, familiares y el propio alcalde, para posteriormente ser votadas. Las Elecciones de Nueva Jarilla han promovido que el partido ganador, envíe y reclame así, sus propuestas de mejora a los diferentes órganos, de las cuales muchas han sido fructíferas. Por último, pero no menos importante por ello, se establecieron rutinas diarias sobre la Educación Emocional ya que, desde mi punto de vista, es vital saber y conocer el sentir y el pensar de nuestro alumnado a diario para poder comenzar a construir aprendizaje juntos.

En suma, todas estas son las metodologías que conforman las “normas del juego”, es requisito indispensable que el alumnado, poco a poco, sea capaz de transmitir su estado anímico, colabore y se sienta parte de un equipo, asuma sus responsabilidades tanto dentro como fuera de su grupo, muestre una actitud proactiva ante el nuevo conocimiento e ilusión por descubrir e investigar cómo más podemos hacer mejor el mundo. Y entonces, solo entonces, estará listo para aprender jugando.

Paso 3: Retos

Juegos cooperativos para trabajar habilidades sociales.
Juegos cooperativos para trabajar habilidades sociales.

Reto octubre. “Encontrar el corazón de Hagrid”: Para conocer y favorecer que el grupo clase trabaje de manera cooperativa, les propuse un reto de equipo donde, superando todas las tareas de las diferentes áreas podrían encontrar el corazón de Hagrid, en suma, abrirían el suyo propio, es decir, tendrían que emplear sus conocimientos, habilidades y capacidades para resolver todos los retos así como superar las diferentes estaciones rotativas de construcción en equipo: con vasos, botones, palos de madera y otros elementos.

Reto noviembre. “Elecciones Nueva Jarilla”: A veces como docentes podemos tener presente llevar a cabo diferentes retos con nuestro alumnado, y otras, como ocurre en este reto, nace del propio alumnado. Manuel, a principios de noviembre, preguntó en mitad de cualquier clase: “¿Maestra para qué sirven las elecciones?, ya llevamos tres elecciones y todavía no han llegado a un acuerdo. Votar no sirve para nada”. ¿Cómo iba a permitir, siendo docente, que los futuros votantes con 11 años ya no creyeran en la democracia? Así que como podéis observar en el enlace, les propuse como reto hacer por equipos sus propios partidos políticos. Se pusieron en juego la oralidad, la empatía, la investigación, el mundo empresarial, el marketing y la publicidad, el consenso, el estudio de las diferentes cumbres, la gestión de las personas como recursos humanos y, sobre todo, el pensamiento crítico del alumnado.

Además, como hemos mencionado, acabamos desarrollando un aprendizaje servicio, pues las propuestas presentadas y ganadoras mejoraron su colegio, el pueblo y con respecto a España, enviamos las propuestas a la Casa Real, entre las que había varias en relación a la mejora de la sanidad pública que, viendo acontecimientos posteriores, ¿me pregunto qué habría pasado si hubieran tenido en cuenta las propuestas presentadas?

Jaime enviando sus cartas con las semillas del Huertishi a su amigo de Illueca, Zaragoza.
Jaime enviando sus cartas con las semillas del Huertishi a su amigo de Illueca, Zaragoza.

Reto diciembre. “Cartas de Hogwarts”: haciendo coincidir las felicitaciones de navidad, con el hecho de que desde el inicio de curso ya establecimos relaciones de correspondencia con otros dos centros de España, uno en Illueca (Zaragoza) y otro en la provincia de Málaga; y que, en el mes de noviembre ya habíamos realizado la primera extracción de semillas; fueron ellos mismos los que decidieron que era el momento de enviar nuestras semillas a otros centros y de este modo, hacer que otros niños y niñas les ayudaran a conseguir su gran reto: salvar el planeta. En sus cartas, enviaron semillas de los pimientos del huerto de Jaime o de los tomates del huerto de la abuela de Aitana, con el compromiso que las sembrarían.

Reto enero. “Booktuber en la biblioteca de Hogwarts: uno de los lugares más utilizados por los personajes de la película, es la Biblioteca de Hogwarts, como docente debo promover el disfrute por la lectura, así que un reto que nos ha acompañó durante todo el curso fue hacer reseñas digitales de los libros que cada alumno había leído. Y, aunque pareciera un reto individual, es cierto que poco a poco, surgió la ocasión de que pudieran leer el libro entre pares y hacer el Booktuber entre varios.

Reto febrero. “Siembra de Mandrágoras”: por fin había llegado el momento que todo el alumnado del centro y gran parte de los docentes estaban deseando; habíamos trabajado mucho en la construcción del eco huerto, y ahora ya estaba listo para sembrar, era necesario que los grupos se responsabilizaran a la hora de organizar dicha siembra, ya que los responsables de guiar y pautar al resto de ciclos eran ellos. Debían explicar cómo “marear” la tierra, generar los “lomitos” y cómo debían “sembrar las mandrágoras”, es decir, las planteras de pimientos, tomates, etc. Es la primera vez que se enfrentaban a un reto donde además de asumir responsabilidades dentro de su equipo, debían de enfrentarse a ser capaces de dirigir la actividad con alumnado de otras edades.

Ticket mágico digital, hecho por Bruno durante el confinamiento.
Ticket mágico digital, hecho por Bruno durante el confinamiento.

Reto marzo. “Bookcreator-cómic covid-19”: el 13 de marzo nuestros días de enseñanza en el colegio se terminaban sin fecha de retorno, tocaba reinventarse: ¿Cómo mi alumnado iba a trabajar en equipo? ¿Qué ruleta iban a hacer girar? Y los tickets mágicos, ¿cómo se los podría entregar? Continuamos en clase diariamente, aunque en videollamadas de hora y media, el alumnado pronto aprendió el manejo de Google Classroom para seguir trabajando en documentos cooperativos, e incluso, a seguir trabajando con sus equipos mediante Hangouts. Generé una ruleta digital en Genially y hasta Bruno generó un ticket mágico digital con un programa de dibujo en su tablet.

Reto abril. “Radio Huertishi: llevábamos medio mes en nuestras casas y nuestro alumnado necesita poder expresar sus preocupaciones, sus ideas, sus sentimientos, etc. Así que, para el reto del mes, les propuse poner en marcha una radio, entre todos decidimos el nombre y las secciones que tendría y pronto nos pusimos manos a “las ondas”. Tenía que seguir trabajando la expresión oral, además de la documentación necesaria para realizar algunas de las secciones como “últimas noticias del covid-19” pero, además, necesitaba que mi alumnado no perdiera la esperanza y ese sentimiento de unidad.

Boletín digital de la Diputación de Cádiz donde se cita al CEIP Nueva Jarilla.
Boletín digital de la Diputación de Cádiz donde se cita al CEIP Nueva Jarilla.

Reto mayo. “Macetohuertos”: uno de los proyectos que coordino dentro de los Programas de Innovación Educativa, de la Junta de Andalucía, junto al huerto escolar es “Recapacicla” y con el fin, de seguir fomentando dicha ideología, les propuse utilizar viejos zapatos, botellas de plástico, macetas o cualquier recipiente que tuvieran en sus hogares para realizar un macetohuerto y unificar así, ambos proyectos. No solo debían realizarlo ellos mismos sino iniciar una campaña con vídeos e imágenes, incluso en la propia Radio Huertishi, para que otros niños y niñas lo llevaran a cabo. Fue tal la campaña que salimos en el boletín oficial de la Diputación de Cádiz sobre los Huertos Escolares. ¡Reto conseguido!

Reto junio. “Masterchef Huertishi casero”: Y ya que no íbamos a poder llevar en el centro nuestro Masterchef Huertishi, tocaba de nuevo reinventarnos y con la colaboración de las familias, “nuestros ángeles recolectores” -Ana, Mari y Jorge- y el panadero del pueblo, Alejandro; conseguimos hacerles llegar las hortalizas a las familias y de este modo, que el alumnado pudiera cocinar una receta casera con sus familias, transmitiendo no solo el gusto por una alimentación sostenible y saludable sino la cocina tradicional y familiar. Era un reto difícil de conseguir, aunque no imposible, porque muchos de ellos no habían cocinado nunca antes.

Paso 4: “MAPA DE JUEGO”:

Si se trata de un juego, debe de haber efectivamente unas normas, unos avatares con sus poderes, unas recompensas y premios; pero también una ruta a seguir, unas fases, así pues, para organizar toda esta gamificación y situar cada reto decidí utilizar tanto una plataforma analógica y una digital. La analógica sería a través del “Mapa de Hogwarts”; y, por otro lado, digitalmente lo llevaríamos con una presentación en Genially, donde una “Hermione” con mi voz, introducida con Chatterpix, es quien les va ir dando pistas de los retos que deben de seguir.

Mapa de Hogwarts que pauta los retos de la clase presencial.
Mapa de Hogwarts que pauta los retos de la clase presencial.

Para ir sumando puntos a las respectivas casas e individualmente, fueron acumulando puntos por su trabajo diario, por su actitud cooperativa, por la magia empleada para realizar tareas y por su esfuerzo diario en los retos. De tal modo que éstos se fueron sumando en la plataforma ClassDojo, y por cada cinco puntos, obtendrían un ticket mágico, cuando intercambiasen tres tickets mágicos obtendrían un nuevo rango como se observa en la tabla, pasando de Muggles a Novat@s, después a Aprendiz, y así hasta llegar a Profes@r de Hogwarts. Esta manera tan visual fomentó que el alumnado quisiera tener en su posesión más tickets mágicos y propiciase una motivación extra entre el mismo; además de facilitar la evaluación del proceso educativo así como de la propia gamificación.

Mapa digital en Genially de los retos de la gamificación.
Mapa digital en Genially de los retos de la gamificación.
Cartel sobre los diferentes rangos, la puntuación y tickets mágicos que debe conseguir el alumnado.
Cartel sobre los diferentes rangos, la puntuación y tickets mágicos que debe conseguir el alumnado.

Paso 5: “TIEMPO DE JUEGO”.

Esta gamificación se inició en el mes de octubre de 2019 y a pesar de la cuarentena y la educación en línea, continuó hasta final de curso, en el mes de junio, aunque con algunas adaptaciones. En cada trimestre se planteó un reto por mes, aunque bien es cierto, que en ocasiones desarrollamos varios proyectos en el mismo espacio de tiempo.

Evaluamos

Todo proceso educativo ha de ser evaluado, y el alumnado debe de ser conocedor de antemano de qué se espera de su práctica diaria, dentro y fuera del aula, de dicho desarrollo de su propio aprendizaje.

Igual que se establecen las normas del “juego”, se le otorga una tabla de puntuación para según que tareas individuales y/o dentro de su propio equipo, así como los criterios que será necesario alcanzar para cada una de las áreas, proyectos y retos. De tal modo que cuando comencemos un nuevo reto, se listarán una serie de acciones que son necesarias para su superación y su correspondencia en puntuación; la cual, además, será visible en la plataforma sobre la que trabajamos, Classroom, ya que nos posibilita asignar una puntuación hasta de 100 a cada una de las acciones. Con la herramienta Corubric establecimos una rúbrica de las acciones que sería visible dentro del aula junto a la sección “¿Qué vamos a aprender? Y, con el fin de evaluar el proceso, planteamos otro rincón vivo dentro del aula sobre rutinas del pensamiento, donde el alumnado con post-it pudo ir añadiendo, modificando o quitando ideas, pensamientos, creencias, dudas, etc.

Por último, mediante la herramienta digital Edpuzzle no solo realizamos retos “in flipped” o flipped classroom, sino que evaluamos los conocimientos previos y los adquiridos tras todo el proceso, como si fuera cualquier prueba de magos, analizados con el uso de formularios de Google, así como la co-evaluación entre el propio alumnado y la pertinente hacia la práctica docente desde el criterio del alumnado y los familiares.

Todas estas evidencias sirvieron junto al diario  docente para realizar la autoevaluación tanto de mi propia docencia como del proceso, las herramientas analógicas y digitales empleadas, como los tiempos establecidos y la organización de espacios y recursos materiales o humanos.

Rúbrica para evaluar los proyectos realizados por el alumnado.
Rúbrica para evaluar los proyectos realizados por el alumnado.

Conclusiones

Sin duda fue un año totalmente inesperado, pero, por otro lado, ha posibilitado que nuestro alumnado haya podido organizar mejor sus tiempos y presentar así trabajos con mayor creatividad y eficacia. Retomando el inicio de este artículo, el alumnado debía salvar el planeta con sus acciones y para consensuar éstas, debía crecer como persona, no solo como alumno adquiriendo nuevos conocimientos y asentando otros tantos; sino ampliar su capacidad de observación del entorno y la influencia que ejercen sobre la naturaleza, además de desarrollar su autonomía e iniciativa personal dentro y fuera de los equipos cooperativos que proyecten esa actitud para enfrentarse a retos personales e incluso liderar un grupo de niños y niñas en diversas actividades y que la conciencia asumida fuera y es, en pro de una única idea: “el planeta no está a nuestro servicio sino que somos una parte más del mismo”.

En gran medida todas estas capacidades se han desarrollado en el grupo clase; aunque el objetivo de salvar el planeta no puede conseguirse en tan solo nueve meses, al menos, muchos ya poseen diversas “armas” para inclinar la balanza en positivo y que esa cuenta atrás del final se frene.

¿Te animas?

La pregunta no es: ¿Te animas? Es: ¡Anímate! ¿Por qué? Porque sin duda, querido compañero/a, vas a disfrutar mucho y, como ya sabes, estamos en continuo aprendizaje y necesitamos experimentar, modificar y adaptar nuestra enseñanza al alumnado. Honestamente, comencé a gamificar desde no hace mucho tiempo, cuando ya llevaba otros once años trabajando el cooperativo y unos siete por proyectos. Todo en esta vida, como lees y sabes, es un proceso, y nada es difícil si se quiere, además voy a compartir contigo esta plantilla con la que diseño los aspectos esenciales de cada gamificación y así, ahora mismo, puedes comenzar.

Ante cualquier dificultad que me ha sorprendido durante el proceso, he vuelto a releer libros como “Aprendo porque quiero: el aprendizaje basado en proyectos (ABP), paso a paso” de Juan José Vergara, porque a veces necesito volver hacer un avión de papel y subirme a una silla para lanzarlo, en ese avión van mis ideas del nuevo reto a acometer. Otro de mis libros que tanto y tanto me han ayudado es: “Explora como un pirata” de Michael Matera. Así como un sinfín de herramientas digitales como Genially o MyClassGame con las que pautar la gamificación.

Además, permíteme que te de un consejo, en twitter hay un #claustrovirtual que está muy vivo, repleto de docentes en continua creación que, estoy segura, estarán encantados de ayudarte; lo sé porque yo soy una de ellas.

Así que, no dudes en lanzarte, salir de tu zona de confort y comienza a estructurar tu próxima gamificación porque podrás desarrollar tu docencia de una manera donde no solo el alumnado aprenda sino además se divierta aprendiendo y lo que es mejor, donde tú, disfrutaras esta profesión que, con tanto gusto, compartimos.

¿Comenzamos? Dale al play si quieres vivir la próxima aventura de mi clase.

¿Y la tuya?

Materiales complementarios