Vídeo de presentación de la experiencia "Guardian@s del planeta Tierra"

Introducción Descarga artículo en PDF

Responsable
Jesús Javier “Chuso” Gómez Soler
Centro escolar
C.E.I.P. Virgen de Monserrate
Dirección
Barrio Las capitas S/N
Localidad y provincia
Torremendo (Alicante)
Web del centro
http://mestreacasa.gva.es/web/0300751000
Contacto
chuso19875@gmail.com

“Guardian@s del planeta Tierra” es un proyecto de trabajo que busca como objetivo principal la interiorización por parte del alumnado de la importancia que tiene el cuidado de nuestro planeta en torno a tres ejes fundamentales: el reciclado y el tratamiento de los residuos, el cuidado de la flora y de la fauna.

Personaje: planeta Tierra. Imagen elaborada a partir de vector de carácter creado por Freepik.
Personaje: planeta Tierra. Imagen elaborada a partir de vector de carácter creado por Freepik.

Se trata de un proyecto de duración trimestral, que se sostiene en los siguientes pilares:

  • Aúna dentro de sí mismo una gran cantidad de objetivos y contenidos del currículo de forma globalizada.
  • Pretende impregnar al alumnado y a sus familias de unos valores sólidos que se interioricen y perduren en el tiempo.
  • Utiliza diferentes metodologías y estrategias didácticas activas y participativas.
  • Favorece el desarrollo de la creatividad y la imaginación en todas las actividades del proyecto.
  • Las TIC son un elemento transversal a lo largo de gran parte del proyecto, ofreciendo al alumnado variedad de oportunidades para utilizar y disfrutar la tecnología.
Bloques de la gamificación.
Bloques de la gamificación.

Punto de partida

El CEIP Virgen de Monserrate es un colegio pequeño y familiar situado en la pequeña pedanía de Torremendo, a tan solo 15 minutos de Orihuela. Se trata de un centro con dos niveles por aula. Cuenta con un claustro formado por 5 tutores/as, tres maestras itinerantes y el director, que también ejerce las funciones de jefe de estudios y secretario. Cabe destacar que solo dos personas del claustro cuentan con su plaza fija en el centro; el resto del claustro es interino.

Mi grupo aula está formado por 7 alumnos/as de 4 años y 6 alumnos/as de 5 años. Se trata de mi primer año como funcionario en este centro y, por tanto, quería iniciar el primer trimestre con un proyecto que, aunque no surgiera de sus intereses, permitiera sentar las bases del Aprendizaje Basado en Proyectos y enganchara al alumnado.

Alumnado viendo uno de los mensajes que envía la Tierra.
Alumnado viendo uno de los mensajes que envía la Tierra.

El objetivo principal del proyecto “Guardian@s del planeta Tierra” es que el alumnado interiorice unos valores que perduren en el tiempo, iniciando en Infantil el trabajo primordial de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El nexo conector de todo el proyecto es el ABP y la gamificación mediante pequeños retos con una narrativa centrada en un personaje, el propio planeta Tierra, que envía pequeños mensajes personalizados al alumnado a través de la PDI o la tablet. Los vídeos han sido creados con la app iFunFace y han sido subidos a YouTube.

El día a día del aula se basa en trabajo cooperativo y colaborativo, realizando la
mayor parte del trabajo en pequeño grupo y algunas actividades en gran grupo. Dejamos algunas sesiones semanales para el trabajo individual. Los recursos fundamentales para el funcionamiento y el control del aula han sido Classroom-
Screen y ClassDojo. El requisito indispensable dentro de esta forma de organización y relación es el respeto a las demás personas, fomentando una verdadera igualdad de género, derechos y oportunidades dentro del aula.

Cabe destacar que, a lo largo de todo el proceso, la comunicación con las familias ha sido continua, utilizando Gmail o la app de ClassDojo, y su participación en diferentes fases del proyecto ha sido vital para el éxito final del mismo.

Paso a Paso

Paso 1: El reciclaje

El proyecto arranca, como toda buena historia, con un personaje que aparece con un mensaje para toda la clase. El mismo planeta Tierra se dirige, así, a la clase de las Mariposas, para pedirle ayuda. En ese momento, se realiza una votación y el resultado es un ‘sí’ unánime. Una vez votado, la Tierra lanza su primer mensaje. Tras agradecer la ayuda, propone su primer reto: hay personas que no la cuidan y la ensucian. En este caso, ha pasado en el patio del propio colegio, pues alguien ha tirado basura y es preciso recogerla y reciclarla entre todos/as.

Recogiendo basura del patio.
Recogiendo basura del patio.

Al volver a la clase de nuevo, el alumnado se sienta en asamblea y, por turnos, va sacando toda la basura recogida y la clasifica. A partir de ese momento, se establece en la clase un rincón del reciclaje propio.

El segundo reto implica a las familias. El planeta Tierra les pide, así, que graben un vídeo reciclando en el hogar. Una vez recibimos los vídeos, los proyectamos en la PDI y comentamos qué y cómo han reciclado. Dentro de este reto, también pido a las familias que utilicen botellas de agua reutilizables, ayudando a disminuir el uso de plásticos.

En esta primera fase dedicada al reciclado, también llevamos a cabo algunos juegos interactivos en la PDI, desciframos mensajes cifrados a través de Pictotraductor y realizamos algunas fichas individuales para ir interiorizando toda la información.

El reto final de este bloque consiste en que cada equipo prepare de forma cooperativa una exposición oral sobre los diferentes contenedores de reciclaje y la comparta con el resto de clases del colegio. Para ello, se han de repartir los roles y practicar la exposición antes de salir a las aulas.

Al finalizar la exposición por las clases, el planeta Tierra envía un mensaje de agradecimiento y el alumnado comprueba que ahora está limpia. Ha conseguido limpiar toda la basura y eliminar la contaminación. Con ello, han superado el primer bloque y el planeta Tierra les premia con unos antifaces de guardianes.

Visualizando los vídeos de reciclaje realizados en familia.
Visualizando los vídeos de reciclaje realizados en familia.
Realizando exposiciones orales en otras clases.
Realizando exposiciones orales en otras clases.

Paso 2: Cuidado de la flora

Actividades con semillas y experimentos.
Actividades con semillas y experimentos.

Una vez superado el primer bloque, el planeta Tierra propone un nuevo reto: es necesario aprender a cuidar y respetar las plantas y, para ello, pide al alumnado que traiga de casa sus propias semillas y las cuide dentro del aula.

Una vez todos/as traen las semillas, se realizan diferentes tareas de observación y experimentación con ellas, así como diferentes actividades matemáticas de conteo y comparación de conjuntos, de colores, texturas, tamaños… Después, cada uno y cada una prepara una etiqueta para su maceta y creamos el pequeño rincón de las plantas. Dentro de este rincón, se plantean pequeños experimentos para aprender sobre las necesidades básicas de crecimiento de cualquier planta.

En este caso, coincidiendo con el estallido del otoño, el proyecto nos ofrece una multitud de actividades creativas y artísticas. Entre ellas, cabe destacar el taller familiar del otoño, en el cual creamos un cuadro con diferentes hojas, flores y semillas del otoño y realizamos una degustación de frutas y frutos secos, todo ello aportado por las familias.

Para finalizar el bloque, el planeta Tierra deja unos pequeños dibujos extraños y propone un pequeño juego para saber todo lo que el alumnado ha aprendido sobre las partes de las plantas y sus necesidades. Para ello, utilizamos Plickers y el alumnado aprende que esos pequeños dibujos se llaman códigos QR. Con esta aplicación conseguimos realizar una evaluación de forma lúdica y gamificada.

Al superar el reto, el planeta Tierra nos manda un nuevo mensaje, al tiempo que aparece más limpio que antes. Comprobamos, así, que han desaparecido las plantas marchitas que tenía sobre su superficie. Con ello el alumnado ha superado el bloque de cuidado de plantas.

Taller familiar y actividades artísticas.
Taller familiar y actividades artísticas.
Actividad con Plickers.
Actividad con Plickers.

Paso 3: Cuidado de animales

El último bloque comienza con un nuevo mensaje por parte de la Tierra al alumnado. En esta ocasión, les pide ayuda para algunos animales que no están siendo muy bien cuidados. Se busca impulsar, de este modo, la reflexión sobre si ellas/os cuidan bien a sus propios animales. Para ello, se proyectan algunos vídeos con ejemplos para hablar sobre ellos en asamblea. De igual modo, se visualizan casos de personas que arriesgan mucho para poder ayudar a animales que están en peligro.

A continuación, se plantean varios retos, que siguen siempre la misma estructura: el planeta Tierra lanza un mensaje al alumnado relacionado con el tema y, a partir de él, ellos/as deben realizar diversas acciones.

Mascotas en el aula.
Mascotas en el aula.

El primer reto que plantea la Tierra es aprender a cuidar a todos los animales. Para ello, dice al alumnado que pueden traer a clase todos los animales que tengan en casa. Gracias a la colaboración familiar, podemos tener en clase un hámster, una tortuga, un perro, una perdiz y un gato. Cada vez que una familia trae una mascota al aula, la entrevistamos con diferentes preguntas que hemos practicado en clase para averiguar todo sobre ella.

En el segundo reto, el planeta Tierra lanza un nuevo mensaje: para poder ayudar a los animales, es preciso conocerlos muy bien. El alumnado inicia, así, un proceso de investigación sobre las diferentes partes de sus cuerpos, sus hábitats, sus formas de desplazamiento y su forma de alimentación. Para ello utilizamos diferentes estrategias y herramientas. La primera de ellas está relacionada con todo el material que el alumnado aporta al aula, como animales de juguete o libros; la segunda es a través de pequeños vídeos y de imágenes proyectadas en la PDI y, la última, pero la más espectacular para el alumnado, utilizando vídeos de realidad virtual 360º, que visionan a través de las gafas de realidad virtual.

Jugando con SwitchZoo.
Jugando con SwitchZoo.

A continuación, el alumnado juega y crea nuevos animales de forma colaborativa en la PDI utilizando el recurso web SwitchZoo, a la vez que repasan a nivel oral todo lo aprendido sobre los animales.

En el tercer reto, se proyecta un vídeo en el que el planeta Tierra habla
de algunos animales que necesitan muchísima ayuda porque están en peligro de extinción.

Como algunos/as estudiantes no habían oído nunca la expresión “en peligro de extinción”, pudimos hablar extensamente sobre ello.

En este punto, para continuar ofreciendo una visión amplia y globalizada, realizamos una actividad de repaso del reciclaje. En esta ocasión utilizamos para el desarrollo de la actividad un pequeño robot educativo, Bee Bot. Con él, a través de sencillos procesos de iniciación a la programación y a la robótica, vamos a consolidar contenidos específicos del proyecto, a la vez que trabajamos conceptos lógicos y matemáticos.

Para terminar este reto, el planeta Tierra envía un nuevo mensaje: a partir de unas hojas con unos códigos secretos, que son los nombres de algunos de los animales en peligro de extinción, el alumnado debe utilizar todo lo que ha aprendido sobre las letras para descubrir sus nombres. Finalmente, acaban encontrando los nombres de trece animales en peligro de extinción. A continuación, se hace un reparto y cada niña/o se lleva a casa la foto de uno de ellos para realizar un pequeño trabajo de investigación junto a la familia. Conforme van trayendo los trabajos a clase, cada uno/a hace una exposición oral sobre todo lo que ha aprendido de ese animal. Cuando termina, el resto de la clase puede hacerle preguntas, enseña una imagen de cerca a todos los equipos y después la colgamos en un mural.

El último reto nos llega a través de algo que ahora ya conocen. En clase aparece un código QR pegado en la pizarra. No pueden, sin embargo, utilizar Plickers para jugar, sino que necesitan algo más. Rápidamente, llegan a la conclusión de que necesitan el móvil o el iPad y encuentran en el iPad una app que tiene un icono que se parece a un código QR. Ellos/as solos/as aprenden a utilizarla y descubrimos que el código QR esconde un mensaje de la Tierra. Es su mensaje de despedida: la Tierra ya está completamente limpia y agradece a la clase de las Mariposas toda su ayuda, recordando que no dejen nunca de ser sus guardianas/es. Como recompensa, los premia con un diploma por su ayuda.

Finalizamos el proyecto grabando pequeños vídeos con el iPad, utilizando fondo chroma. En ellos, cada niño/a resume qué es lo que más le ha gustado de ser guardianes/as del planeta Tierra.

BeeBot, códigos QR y gafas VR.
BeeBot, códigos QR y gafas VR.

Evaluamos

La evaluación de un proyecto de esta magnitud requiere de herramientas y estrategias que permitan una evaluación transversal, competencial y actitudinal. Para poder evaluar a través de la observación durante el día a día de forma organizada y coherente, se ha utilizado la app Additio, a través de la cual cada pequeña actividad observable era evaluada y relacionada con las inteligencias múltiples.

Por lo demás, el hecho de que en cada reto final se produjera un producto ha permitido al alumnado expresar su aprendizaje, al tiempo que le ha ayudado a recapacitar, repensar y ser consciente de lo aprendido.

Alumnado exponiendo sus trabajos sobre animales en peligro de extinción.
Alumnado exponiendo sus trabajos sobre animales en peligro de extinción.

Cuando trabajamos por proyectos sabemos dónde empezamos pero nunca dónde ni cómo vamos a terminar. Por tanto, el proceso de evaluación, al igual que el proyecto, es flexible y evoluciona con el tiempo. Sabemos que el proyecto es un éxito, y su evaluación por tanto positiva, cuando la motivación, el interés y las ganas del alumnado de querer aprender más son continuas. En este caso, el alumnado preguntaba casi a diario si la Tierra nos había enviado un mensaje para ayudarla.

Cuando, además, esta motivación consigue traspasar las paredes del aula e impregnar los hogares del alumnado y sus familias, podemos considerar que los resultados están siendo satisfactorios. En este caso, obtuvimos el 100% de vídeos del alumnado reciclando en casa y casi el 100% continúa trayendo al aula una botella de agua reutilizable.

Saber si el alumnado conoce los hábitats de algunos animales o las partes de una planta es fácil, medible y evaluable directamente y mediante la observación. Obtener resultados acerca de si el alumnado ha sentado las bases de un modo de vida más ecológico y respetuoso con el medio ambiente es, en cambio, una tarea compleja y difícil de evaluar. Sin embargo, ver a mi alumnado, meses después, durante una excursión, hablando con niños y niñas más mayores sobre qué es reciclar vuelve a darnos indicios de que los resultados son muy positivos.

Conclusiones

Como análisis global, no puedo estar más orgulloso no solo de lo que ha aprendido mi alumnado, sino de cómo han vivido y sentido ese aprendizaje. Así, la narrativa del proyecto les ha hecho sentirse implicados y motivados en todo momento, demandando continuamente retos y vídeos para poder ayudar al planeta Tierra. Creo sinceramente que el alumnado ha interiorizado los valores que pretendía inicialmente, que es lo que verdaderamente importa.

En tan solo un trimestre el conjunto del aula ha adquirido, además, una manera de trabajar más cooperativa, al tiempo que ha aprendido sobre la importancia del respeto y a ayudar al resto de personas de su aula. En este período, tanto alumnado como familias se han adaptado y han asimilado que el aprendizaje también está fuera de los libros de texto y las fichas, y que las competencias, las vivencias y los valores pueden llegar a ser más importantes que los contenidos del currículo.

El uso de la tecnología, presente en el aula en todo momento a través de diferentes aplicaciones, estrategias, juegos, dinámicas o soportes, siempre queda relegado a la importancia que esta misma tiene en la metodología o en la consecución de diferentes objetivos. Nunca se debe buscar, así, solo el uso de la tecnología por sí misma. Se ha preferido la idea de emplear una gran variedad de recursos para profundizar y perfeccionar en su uso a lo largo del curso.

Foto de grupo y salida.
Foto de grupo y salida.

¿Te animas?

Basta con empezar utilizando un personaje de dibujos animados como señuelo, pues el animismo típico de estas edades hace que el alumnado se enganche con una ilusión desbordante. No dudes en practicar con la app iFunFace porque en 5 minutos tendrás unos resultados sorprendentes.

Si nunca has realizado un proyecto de trabajo tan amplio, yo recomiendo empezar practicando con pequeños proyectos o juegos aislados e ir cogiendo soltura y práctica progresivamente. Es más fácil comenzar con áreas más creativas y manipulativas, como la expresión artística, la psicomotricidad o en rincones de trabajo, antes de pasar a áreas, como el pensamiento lógico-matemático o la lectoescritura.

Para el uso de la tecnología, te sugiero que te pongas en la piel de un niño o una niña pequeña, que explores con aplicaciones y juegos por pura diversión. Se requiere de práctica antes de empezar a utilizar la tecnología en el aula, así que ¡fuera miedos y manos a la obra!

No tengas miedo a fallar, siempre se mejora y se reflexiona con cada proyecto. Yo, en este caso, he tenido problemas con la planificación temporal y no he podido dedicar el tiempo programado a algunas actividades, como el huerto escolar o la grabación de las exposiciones finales en chroma. Finalmente, me gustaría recordar que la autoevaluación es el último paso de cada proyecto.

Grabando vídeos con el chroma.
Grabando vídeos con el chroma.

Materiales complementarios

Utilizo mucho los mapas mentales para poder organizar visualmente todo el currículo de los proyectos de trabajo y así facilitar el proceso de programación y evaluación de los mismos. En este caso, accediendo a Mindomo, se puede comprobar cómo organizo desde el principio los objetivos generales del proyecto y los contenidos subdivididos por áreas. Es importante empezar a utilizar una forma diferente de programar, siempre basándose en la legislación y el currículo vigente, que nos permita abarcar y alcanzar todos los conocimientos requeridos dentro de esta etapa educativa.

El personaje del planeta Tierra ha sido diseñada usando imágenes de Freepik.com. Vivimos en una época en la que la imagen es vital, de manera que el alumnado de nuestras aulas es muy visual y digital y así hemos de hacerle llegar parte de la información. Utilizando repositorios de imágenes gratuitas podemos alcanzar resultados de gran calidad sin necesidad de tener unos conocimientos nivel experto sobre diseño y edición de imágenes. Solo debemos encontrar aquel repositorio que más se adecúe a nuestros gustos y empezar a descargar.

También, desde hace años, utilizo mucho Youtube, para almacenar y catalogar en listas la multitud de vídeos que encontramos en la web. Para poder subir mis propios vídeos del planeta Tierra, creé un canal y es, a partir de aquí, que enlazo los vídeos para que el alumnado pueda visionarlos en el aula e incluso para compartirlos con las familias para que puedan verlos en casa. Los vídeos son personalizados y únicos para mi aula. Por tanto, no pueden ser utilizados pero sí se pueden ver ejemplos de su sencillez y simplicidad. En la siguiente lista de reproducción, guardo algunos de los vídeos que hemos visualizado en los diferentes bloques del proyecto y que pueden servir para aportar información o hacer reflexionar al alumnado.

Del mismo modo, utilizo Pinterest para poder guardar y catalogar información. Para ello, también creo un tablero de cada uno de los proyectos que planteo en el aula.

Como herramientas que están presentes en el día a día del aula, he utilizado ClassroomScreen y ClassDojo.

Finalmente, en esta presentación de Genially, puedes ver un resumen más conciso de todo el proyecto.