Presentación APPrendiendo desde la creAPPtividad

Introducción Descarga artículo en PDF

Responsable
Rubén Molinero Malvido
Centro escolar
CEIP Balaídos
Dirección
Rúa Pablo Iglesias, 1. CP 36210
Localidad y provincia
Vigo (Pontevedra)
Web del centro
Web del centro
Contacto
rmolinero@edu.xunta.gal

“Desarrollando la CreAPPtividad en E. Infantil” es más una aproximación a una metodología que una experiencia concreta. Durante los últimos años hemos ido cambiando nuestra manera de entender el papel que la tecnología debería ocupar en un aula de Infantil. Las herramientas tecnológicas tienen un gran potencial para desarrollar todas las inteligencias de nuestro alumnado; ofrecen aprendizajes que serían imposibles con soluciones analógicas; permiten trabajar diferentes sistemas sensoriales a la vez, y sobre todo, los convierten en creadores de contenidos.

La tecnología que podemos usar ahora en las aulas es muy variada: apps, dispositivos móviles, robots, ordenadores, mesas interactivas, pizarras digitales interactivas, impresora 3D… pero nuestro enfoque no se centra en usar el mayor número de recursos tecnológicos posibles sino en elegir los adecuados en base a los aprendizajes que queremos lograr y a la funcionalidad que le puede sacar nuestro alumnado para su día a día, convirtiendo esos aprendizajes en competenciales.

Protagonistas de sus propias historias
Protagonistas de sus propias historias
Las frutas no sólo tienen sabor, también tienen sonido.
Las frutas no sólo tienen sabor, también tienen sonido.

Punto de partida

Alumnado de Infantil creando un propio cuento con Chroma.
Alumnado de Infantil creando un propio cuento con Chroma.

El CEIP Balaídos se encuentra en la ciudad de Vigo, en un entorno urbano. Tenemos la fábrica de Citroën al lado, aunque también gozamos de un entorno natural próximo, pues podemos encontrar un río, un gran parque y la playa a pocos kilómetros.

Desde un punto de vista metodológico, el centro se halla en un momento de transición entre una metodología de corte tradicional, en la que el maestro o la maestra imparte clases magistrales de manera que el alumnado debe asimilar esos contenidos para luego plasmarlos en pruebas escritas, y unas metodologías más activas, basadas en proyectos, tareas y resolución de retos, en los que el mismo alumnado debe superar ciertas situaciones en las que tendrán que manejar contenidos aplicándolos en contextos reales, llevando a cabo aprendizajes casi sin darse cuenta.

En estas metodologías activas la tecnología tiene un papel muy importante, si bien debemos dejar claro que no es fundamental, ya que consideramos que debe ser una herramienta más, que, en ningún caso, debe condicionar el proceso.

En Educación Infantil nuestro alumnado se inicia en el mundo de la tecnología a través de un primer contacto con robots sencillos, tales como el Ozobot, el Escornabot y/o Beebot, y el uso de dispositivos móviles, más concretamente, el iPad. Estos últimos son empleados para realizar producciones audiovisuales. En estas, ellos son los protagonistas y, muchas veces, dibujan y escriben, aunque suele ser el profesorado el que maneja el dispositivo. La idea es introducir en el alumnado de Infantil el uso de la tecnología como elemento creador de producciones únicas y orginales, y no sólo como un elemento para consumir pasivamente contenidos.

Programando el Ozobot con códigos de colores.
Programando el Ozobot con códigos de colores.

Posteriormente, intentamos mantener estos contactos con la robótica durante toda la etapa de Educación Primaria, ya que, cuando llega a 6º de Primaria, el alumnado tiene una asignatura de Robótica, en la que se llevan a cabo proyectos por equipos en los que superan problemas del mundo real a través de la programación de robots, más concretamente del Mbot.

Paso a Paso

Como dijimos anteriormente, llevamos años intentando definir nuestra idea de cómo aproximar la tecnología al alumnado de Educación Infantil de manera equilibrada y productiva. Cuanto más pasa el tiempo, más comprobamos que el uso que se le da a los dispositivos móviles por parte del alumnado de Educación Infantil en su día a día no es el adecuado ya que se usan más como un anestésico que como un estimulante de su creatividad e imaginación. En este sentido, tenemos muy claro que debemos incidir en un cambio de la apreciación, centrándonos en que los estudiantes descubran todo lo que pueden hacer con ellos. Creemos que no es necesario insistir demasiado en la parte técnica ya que las tabletas están diseñadas para ser sumamente accesibles, tanto, que hasta los más pequeños puedan usarlas. Nuestro enfoque se centra en que el alumnado conozca las posibilidades creativas de la herramienta para que, más adelante, no se conforme sólo con consumir contenidos, como, por ejemplo, ver vídeos en YouTube, sino que quiera crear los suyos propios, conociendo su entorno, expresando sus emociones, plasmando su mundo interior, por el mero hecho de crear. Queremos que se centren en el proceso, sin que el resultado sea lo más importante, y sin necesidad de publicarlos más allá que compartirlos con su familia, amigos o compañeros de colegio.

Paso 1: De espectador a protagonista

El primer paso para empezar esta andadura con alumnado de Educación Infantil pasaría por llevar a cabo creaciones fáciles con ellos, utilizando su imagen, su voz y vídeos para crear materiales sencillos tales como libros, vídeos o juegos.

En este primer momento lo que más nos interesa es que el alumnado legitime su presencia en las creaciones, es decir, no solo tiene que ver a sus personajes de dibujos animados o a niños y niñas con canales propios de YouTube, sino que puede verse a sí mismo realizando tareas y enseñando cosas a los demás.

Alumna hojeando un libro en el aula
Alumna hojeando un libro en el aula
Alumno y alumna en el rincón de la biblioteca escuchando un audiocuento creado por ellos/as y sus compañeros
Alumno y alumna en el rincón de la biblioteca escuchando
un audiocuento creado por ellos/as y sus compañeros

Para llevar a cabo esto, es posible empezar por aplicaciones muy sencillas que nos permiten hacer producciones muy interesantes sin una exigencia tecnológica muy grande y sin conocimientos técnicos previos. Solo con una tablet y un par de apps podemos hacer mucho:

  • Con la app Moldiv podemos crear collages con fotografías de nuestro alumnado y acompañarlos de palabras, creando libros sencillos pero muy visuales cargados de información, que llenarán nuestras bibliotecas de aula. Si el alumnado reconoce como suyos los libros de clase, tendrá un mayor deseo de verlos. Así los ayudamos desde muy pequeños a despertar su hábito lector y los acercamos al mundo de la literatura.
Selección de juegos creados por alumnado de nuestro centro.
Selección de juegos creados por alumnado de nuestro centro.
  • Siguiendo en la línea de los cuentos y la literatura, con un editor de vídeo tal y como puede ser iMovie, podemos hacer audiocuentos en los que nuestro alumnado pone la voz a los personajes. Es tan sencillo como hacer fotografías a las páginas del libro y grabar el audio por encima de lo que pone cada página. Con esto trabajamos en un primer momento la expresión oral, muy necesaria en E. Infantil, adaptando lo que tiene que decir cada alumno/a a sus capacidades y ayudándole a reforzar en aquellas áreas donde más lo necesita. Al ser audiocuentos, pueden seguir la historia del cuento sin necesidad de saber leer y aprendiendo mucho vocabulario a través del oído y trabajando, además, la escucha activa.
  • Otra herramienta para aprender son los juegos. Con la app Tiny Tap podemos crear juegos educativos de todo tipo usando imágenes, vídeos y la propia voz de nuestro alumnado, incrementando así la significatividad para ellos. Estos juegos tienen actividades de responder preguntas, bancos de sonidos, puzles, vídeos, llenar espacios con letras…, con los cuales irán adquiriendo contenidos casi sin darse cuenta.Llevando a cabo con nuestro alumnado alguna de estas producciones, ya estaremos dando un gran paso cara a una metodología más activa que empodere al alumnado como creador de su propia realidad y que le haga consciente de que su papel en la sociedad debe de ser activo, reconociéndose a sí mismo como protagonista de su propia historia.

Paso 2: Integrando creaciones plásticas y tecnológicas

Hacemos que hablen las caras que hicimos con frutas y verduras.
Hacemos que hablen las caras que hicimos con frutas y verduras.

El segundo paso hacia el desarrollo de la capacidad creadora de nuestro alumando con herramientas digitales sería el de integrar sus producciones plásticas de clase, el trabajo que realizan en el aula día a día, en diferentes productos audiovisuales creados con medios tecnológicos. El objetivo principal es el de dotar de significatividad el trabajo realizado en el aula: no es lo mismo hacer ejercicios porque lo manda el profe, que hacerlo porque lo necesitamos para explicar los pasos de una receta en un vídeo, o ilustrar un cuento, o crear una cara con frutas que luego hablará.

El trabajo de mesa en el aula es muy importante, ya que, para lograr la representación de números, formas o letras, es necesaria una repetición que ayude a automatizarla. Además, será importante lograrlo de cara a los aprendizajes a los que se enfrentarán en etapas posteriores. El hecho de integrar este trabajo con herramientas digitales hace que ambos se complementen y se enriquezcan: el trabajo tradicional se amplía con el uso de imágenes dinámicas y sonidos, mientras que el trabajo con tecnología se complementa con aspectos que a priori omite, como la grafomotricidad, la prensión del útil y otras habilidades manipulativas.

Recreación digital de un cuento creado con los dibujos de los niños y niñas de Educación Infantil del centro.
Recreación digital de un cuento creado con los dibujos de los niños y niñas de Educación Infantil del centro.

Aunque en un primer momento pueda parecer difícil integrar estos dos tipos de trabajo, es mucho más sencillo de lo que parece, pues lo único que tiene que hacer el maestro, como guía del proceso y diseñador de contextos de aprendizaje, es encontrar el lugar idóneo y la finalidad de los trabajos tradicionales dentro de las creaciones digitales. El curso pasado llevamos a cabo un proyecto dedicado a la huerta y la alimentación sana, y en Infantil realizamos diferentes recetas en clase que luego convertimos en vídeos explicando paso a paso su desarrollo. El trabajo tradicional de colorear, dibujar, escribir, repasar… se convierte en ayudas visuales a las explicaciones orales del alumnado dentro de cada vídeo. Dentro del mismo proyecto, se realizó una actividad manipulativa de creación de caras combinando diferentes frutas y verduras de manera creativa. A cada cara del alumnado, se le tomó una fotografía para luego animarla con la app Chatterkid. En dicha animación, cada uno describió su creación, repasando así el vocabulario propio del proyecto y relacionándolo con el del esquema corporal.

Otra manera muy interesante de integrar lo tradicional y lo tencológico es utilizar dibujos creados a mano alzada por el alumnado y digitalizarlos para integrarlos en producciones de narrativa digital. En este caso concreto, se podía dibujar directamente en la tablet, pero consideramos mucho más enriquecedor para el alumnado dibujar en el papel, sintiendo la prensión del útil, la diferencia de coloreado según la presión del color contra el papel… y muchos más aspectos sensoriales que no se obtienen directamente con la tablet. Una vez hechos los dibujos con una app de dibujo, como, por ejemplo, Sketch Book, podemos convertirlos en vectoriales, destacando contorno y relleno y haciendo que sean mucho más llamativos a la hora de animarlos con movimiento y sonido, pero siempre respetando la creación original de nuestro alumnado.

Paso 3: Creando una nueva realidad

Páginas de un cómic creado por niños y niñas de 5 años.
Páginas de un cómic creado por niños y niñas de 5 años.

Una vez superado el segundo paso llegaría el momento de pasar al tercero, en el cual otorgaremos a nuestro alumnado el 100% del mando del proceso creativo, intentando conseguir que sean responsables casi en su totalidad de las decisiones, las ideas, las historias y, por consiguiente, del resultado final. Teniendo en cuenta que nos encontramos en Educación Infantil, siempre deberemos acompañar a nuestro alumnado y guiarlo para asegurarnos de que se dan los aprendizajes que buscamos. En este paso nuestra intención es que las producciones resultantes reflejen su mundo interior, mostrando su imaginación y creatividad e intentando que nuestra mente adulta influya en ellos lo menos posible.

Nuestro alumnado es capaz de diseñar sus propios cómics, creando el argumento desde cero en pequeño o gran grupo, integrando sus producciones plásticas y protagonizándolos ellos mismos. En nuestro caso usamos la app de Strip Design, y cada equipo de cuatro miembros creó su propio cómic que luego unimos en un gran tomo. Ellos inventaron los personajes buenos, los malvados, qué pasaba y cuál fue el desenlace. A medida que avanzamos en ceder el protagonismo al alumnado, comprobamos cómo cada vez le cuesta menos ofrecer su opinión y participar en el proceso creativo. Del mismo modo que el cómic nació el cuento “El jarabe viajero”, un cuento en vídeo que transcurría dentro del cuerpo humano de uno de nuestros alumnos, y donde los peques fueron diseñando cada capítulo, decidiendo qué le pasaba a los personajes y cómo se desarrollaba la historia.

Como dijimos líneas atrás, al trabajar con alumnado de infantil, su autonomía en el trabajo es limitada y se ve condicionada por la lectoescritura y/o su capacidad de manejar los dispositivos por sí solos, pero, ayudándoles a solventar estos escollos, con pequeñas ayudas o adaptaciones, pueden crear y, sobre todo, sentirse capaces de inventar sus propias producciones.

Regadera creada en la impresora 3D para regar los semilleros.
Regadera creada en la impresora 3D para regar los semilleros.

En relación a este paso, también cabe destacar que las creaciones no se tienen que limitar sólo a lo audiovisual sino que también podemos introducir otro tipo de tecnologías, tales como robots o impresoras 3D, para crear sus propios materiales o juegos, a través de los cuales puedan seguir desarrollando sus inteligencias y logrando aprendizajes competenciales. En el transcurso del proyecto del huerto que mencionamos antes, nos encontramos, así, por ejemplo, con un problema: la regadera que teníamos era demasiado grande para regar los semilleros. Gracias a la impresión 3D, pudimos hacer una regadera a nuestra medida. El alumnado descubrió que no siempre es necesario comprar, sino que, con los medios tencológicos adecuados, podemos crear nuestra propia realidad.

Paso 4: Compartiendo con el mundo

Repartiendo los panfletos de vida saludable creados por alumnado de Infantil en la farmacia del barrio.
Repartiendo los panfletos de vida saludable creados por alumnado de Infantil en la farmacia del barrio.

El último paso de este proceso se centraría en intentar que las creaciones del alumnado salgan más allá del aula. Para potenciar la capacidad creadora del alumnado, este debe comprobar que sus creaciones tienen un público y que son relevantes para su contexto social más cercano. Por ello, es muy importante publicar o compartirlas en diferentes medios, ya sea explicando lo realizado a otras clases, publicándolas en el blog de aula o en la web del centro o compartiéndolas con la comunidad. En una ocasión, el alumnado de 6º de Educación Infantil creó unos panfletos con diez consejos para estar sanos, contentos y felices, el cual habían realizado con sus propios dibujos. Para dar más notoriedad a su obra, imprimimos un gran número de copias y los propios alumnos y alumnas los repartieron por todo el colegio y en la farmacia del barrio, para que llegara al mayor número de niños y niñas posibles y así tener una sociedad más sana, limpia y feliz. El alumnado se sintió muy importante al comprobar hasta donde habían llegado sus dibujos y sus consejos, lo que los empoderó para seguir trabajando en esta línea.

Después de esta experiencia, y en relación a la tarea de los cómics que explicamos en el paso anterior, organizamos una firma de ejemplares por parte de los alumnos. En la fiesta de fin de curso, el alumnado de Infantil organizó un stand donde vendieron copias de los cómics que habían creado y, con los disfraces de superhéroes que habían usado para protagonizar las viñetas, firmaron los ejemplares que se fueron vendiendo. Con esta actividad no sólo se sintieron como escritores famosos, sino que consiguieron recaudar más de 500 € que fueron a parar a la lucha contra el cáncer infantil.

Como vemos, las creaciones del alumnado pueden tener un gran valor, no sólo para ellos mismos sino que también para la sociedad.

Evaluamos

La principal herramienta para evaluar a nuestro alumando es la observación. A lo largo de las tareas y los proyectos llevados a cabo, fuimos observando cómo su índice de participación iba creciendo hasta alcanzar cotas del 100%. En nuestra etapa educativa es muy fácil encontrar alumnos o alumnas que no quieren participar por vengüenza o por falta de confianza en sus posibilidades. Al ir observando ellos mismos, tarea tras tarea, cómo sus compañeros participan, cómo da igual el nivel o competencia de cada uno (ya que todos aportan en base a sus capacidades) y cómo disfrutan viendo el resultado, finalmente todos y todas se animan a tener una participación activa. También hemos observado cómo, trabajando a través del lenguaje audivisual, ha mejorado mucho la competencia en expresión de nuestro alumnado, ayudándoles a superar dificultades que se estaban trabajando desde el departamento de audición y lenguaje del centro.

Niños y niñas de 3 años participando en una película de cine mudo.
Niños y niñas de 3 años participando en una película de cine mudo.

Conclusiones

Nuestra intención a la hora de exponer esta experiencia es mostrar nuestra forma de entender cómo debería ser la relación entre nuestro alumnado y la tecnología. La verdad es que consideramos que los objetivos están cumplidos, ya que nuestra primera intención es que este aprenda feliz y motivado utilizando los dispostivos tecnológicos de los que disponemos en el centro. Buscamos que las enseñanzas que les ofrecemos y los aprendizajes que ellos y ellas llevan a cabo les sirvan en su día a día, y les ayuden a comprender y desenvolverse de una manera cada vez más autónoma en el mundo que les rodea.

Además, uno de los aspectos más positivos de la CreaAPPtividad es que te empuja a crear cada vez más. Después de elaborar un cuento, se te ocurre hacer un cómic, o un juego, o un collage… siempre en relación con los contenidos y la temática que se está desarrollando en el aula y el centro. Es bastante común escuchar a los niños y las niñas preguntando ¿qué vamos a crear en este proyecto? Consideramos que con esta pregunta ya tenemos mucho ganado.

Alumnado de Infantil interactuando con la exposición sobre turismo con realidad aumentada.
Alumnado de Infantil interactuando con la exposición sobre turismo con realidad aumentada.

¿Te animas?

Alumnado de Infantil jugando con la Beebot en físico y con la tablet.
Alumnado de Infantil jugando con la Beebot en físico y con la tablet.

Para empezar a trabajar de esta manera, solo hay que atreverse a cambiar. Lo primero que tenemos que hacer es elegir una herramienta que nos permita crear algo con nuestro alumnado, no tiene que ser obligatoriamente tecnológica o muy compleja. Lo más sencillo es empezar por la cámara del móvil. Probad a grabar a vuestro alumnado diciendo algo que sea significativo para ellos: su comida favorita, sus dibujos favoritos, el nombre de su mejor amigo/a… y visionadlo después todos juntos. Comprobaréis cómo disfrutan tanto mirándose a ellos mismos en la pantalla como reconociendo a sus compañeros. Este podría ser un primer paso para empezar a realizar creaciones más complejas. La clave está en ir conociendo herramientas nuevas poco a poco, sin querer abarcarlo todo desde el principio, y teniendo la ayuda de alguien que nos pueda resolver las dudas que nos vayan surgiendo. Al trabajar con tecnología no estamos exentos de problemas, ya sean fallos de conexiones o errores incomprensibles, pero no debemos desesperarnos. Si una herramienta no nos resulta útil, buscamos una alternativa, que seguro que la encontraremos.

Mi recomendación es que os animéis a crear con vuestro alumnado. Os dará más trabajo, no tendréis un minuto libre, encontraréis muchas dificultades, pero tanto vosotros/as como docentes como vuestros peques como alumnos/as, iréis con una ilusión renovada al colegio, pensando una y otra vez en cómo quedará el resultado final de vuestra creación y pensando en cuál será la próxima.

Incluimos el trabajo de las vocales de los ingredientes en la explicación en vídeo de la receta.
Incluimos el trabajo de las vocales de los ingredientes en la explicación en vídeo de la receta.

Materiales complementarios

A lo largo de este artículo hemos ido citando una serie de proyectos y experiencias, de los cuales adjuntamos a continuación los enlaces para conocerlos un poco más:


Presentación APPrendiendo desde la creAPPtividad:

https://prezi.com/k1itjiiekv0x/una-nueva-forma-de/?utm_campaign=share&utm_medium=copy

Blog: Programando en el cole:

http://programandoenelcole.blogspot.com/