Introducción

Responsable
P. Juan Ignacio Villar
Centro escolar
Colegio San Gabriel
Dirección
Barrio de la estación s/n
Localidad y provincia
Zuera 50800(Zaragoza)
Web del centro
www.sangabriel.es
Contacto
976680044
Colegio San Gabriel

El Colegio San Gabriel de Zuera es un centro educativo concertado, de la congregación de los Padres Pasionistas, que abarca todas las etapas educativas desde Educación Infantil hasta Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior, que hace 8 años se embarcó en un proceso de cambio metodo-lógico y digital que dio un giro a nuestra manera de enseñar y de trabajar con los alumnos.

Era un colegio con un número de alumnos en descenso y cada vez menores expectativas de continuidad, y se ha convertido en el primer Flipped School en España, reconocido oficialmente por Jon Bergmann y Aaron Sams en el II Congreso Europeo FlipconSpain realizado en Zaragoza. En estos momentos, el centro cuenta con más de 400 alumnos y está reconocido por el Gobierno de Aragón como centro de interés pedagógico por nuestro proyecto de innovación metodológica.

Punto de partida

Hace 8 años el colegio se encontraba en una difícil situación debido al descenso en el número de alum-nos, contábamos con no más de 250. No teníamos etapa de Educación Infantil, lo que hacía muy complicada la entrada de alumnos en Educación Primaria. Además, la situación geográfica del centro no era facilitadora en este sentido, porque se encuentra lejos del núcleo urbano y sin posibilidad de llegar sin hacer uso del transporte privado. Contábamos, eso sí, con un claustro con mucho interés e implicados con el colegio, que destacaba por la atención personalizada a sus alumnos y tener por un marcado carácter artístico que impregnaba a todo el centro.

numerología google
Iconos de personas pensando

Esta situación generó un punto de inflexión, donde la Titularidad de los Pasionistas se dio cuenta de que el centro debía comenzar un periodo de reflexión conjunta que impulsara al claustro hacia una nueva realidad educativa. Siendo, además, conscientes de que no podíamos emprender este camino solos, sino que era necesario ir de la mano con un equipo de expertos en este tipo de procesos de transfor-mación en centros educativos, decidimos iniciar nuestro camino junto a Fundación BIAS y su red de expertos en innovación educativa.

En esta primera fase, el claustro salió reforzado y apoyado por la titularidad con una actitud valiente de cambio.

Blas Fundación

Paso a Paso

Nuestro proyecto de innovación se basa en el modelo Flipped Learning, que nos permite encajar perfecta-mente las metodologías activas en el aula y el uso de la tecnología, tanto por parte del profesorado como por parte del alumno. Utilizamos un modelo 1:1, donde nuestros alumnos no utilizan libros, sino que trabajan con sus propios dispositivos y el material que cada profesor prepara para ello.

Hemos pasado:

  • De un profesor analógico que trabaja con el libro a un profesor que trabaja en la nube y elabora sus propios materiales. Al trabajar con materiales personalizados, conseguimos una relación más cercana con el alumno. Por medio de todo esto, el profesor se vuelve más dinámico.
  • Del aula a múltiples espacios de aprendizaje donde el alumno puede encontrar su propio espacio para su desarrollo personal. Sin necesidad de grandes cambios en la infraestructura, conseguimos un centro más acogedor para el alumno: pintamos paredes, decoramos los espacios, acomodamos lugares para que el alumno pudiera trabajar (pasillos, huecos de escaleras, patio…), eliminamos las puertas de las clases para facilitar el cambio de espacios y abrir así el aula a todo el centro, cambiamos las sillas y les pusimos ruedas para hacer más sencillo el cambio de agrupaciones a la hora de trabajar…
  • De un alumno que se dedicaba a recibir información (escucha de contenidos) a un alumno que participa en la clase para desarrollar su propio aprendizaje donde aprenden todos (alumno y profesor)
  • De un aprendizaje centrado en el profesor, a un alumno que tiene la oportunidad de decidir qué quiere aprender y cómo lo quiere aprender a través del ABP, las inteligencias múltiples, el aprendizaje cooperativo…
  • De un alumno acostumbrado a trabajar de manera individual a un alumno que tiene que mirar por los objetivos del equipo.

De esta forma, el claustro se especializó en diferentes metodologías activas, llegando a la conclusión de que el Flipped Learning era el mo-delo pedagógico que envuelve y nos facilita el desarrollo de todas estas metodologías en el aula.

Paso1

Estudio de situación y análisis interno

Estudio de situación y análisis interno

Lo primero que hizo nuestro Equipo Directivo y nuestro Equipo de Titularidad, junto con el equipo de expertos de Fundación BIAS, fue analizar la situación del centro, qué ca-racterísticas tenía, qué le hacía único en el entorno, qué es-pacios tenía disponibles, qué formación tenía el claustro, qué necesidades debía de cubrir… Y se diseñaron las líneas estra-tégicas del proyecto a partir de las cuales podríamos empren-der el diseño de nuestro proyecto de innovación.

Paso2

Diseño del proyecto de innovación del centro

En esta fase, el Equipo Directivo y el grupo de expertos de Fundación BIAS, atendiendo a los diferentes diseños metodológicos existentes, la realidad de nuestro centro y las líneas estratégicas definidas en la fase anterior, diseñaron nuestro proyecto de innovación que se basa en la teoría de las Inteligencias Múltiples y en el uso de metodologías inductivas, como el aprendizaje cooperativo y el aprendizaje basado en proyecto, fundamentalmente, unido al uso de la tecnología en el aula. Todo ello, bajo el paraguas del modelo Flipped Learning, que engloba todos estos elementos y define nuestro proyecto de innovación educativa. Además, somos un centro que se encuentra en medio de 60 hectáreas de pinares, por lo que nuestro proyecto educativo está muy centrado en la naturaleza y el cuidado del medioambiente.

Paso3

Puesta en común

El siguiente paso fue poner en común el proyecto de innovación con el Claustro del centro. El éxito del proyecto le correponde, sin ninguna duda, en un alto porcentaje a este claustro de profesores. No se prescindió de nadie, sino que se formó a todos en todas aquellas materias que eran necesarias para llevar a cabo el proyecto. Al principio, como era de esperar, hubo cierta inquietud, dudas, incluso resistencia al cambio, ansiedad ante la tecnología que iba a convivir con nosotros de forma cotidiana… pero poco a poco, el propio proyecto y los resultados obtenidos, fueron convenciendo a casi la totalidad del profesorado. Actualmente, todos los profesores se han sumado al carro, algunos todavía con alguna resistencia, pero todos trabajan por y para el proyecto.

Paso4

Plan de acción

Antes de ponernos manos a la obra, hubo que establecer el plan de trabajo para cada área que estaba involucrada en le proyecto de innovación:

  • Plan de innovación: Los profesores tuvieron que comenzar a crear sus propios materiales, desde el curso anterior a la implantación oficial del proyecto, fueron creando sus programaciones de aula y diseñando sus materiales, adaptados a la forma en que íbamos a comenzar a trabajar. Más centrado, al principio, solo en el modelo Flipped Learning, donde cada profe preparaba sus vídeos y materiales diversos para que el alumno pudiera trabajar en casa y diseñando las actividades a realizar después en el aula; y, conforme avanzábamos en el proyecto, introduciendo, además, el trabajo por proyectos. Por supuesto, estos materiales se han ido actualizando y mejorando a lo largo de los años que lleva el proyecto puesto en marcha.
  • Formación del profesorado: Aunque ya habíamos recibido formación anteriormente, ahora lo hacíamos con un objetivo mucho más claro y centrado. Eso nos permitió aprovechar mucho más las horas invertidas en la formación del profesorado. Desde el manejo del dispositivo tecnológico seleccionado, hasta el modelo Flipped Learning, pasando por formación específica sobre PBL, Aprendizaje Cooperativo, Inteligencias Múltiples, herramientas web 2.0, gamificación y un largo etcétera! Formación que todavía hoy sigue porque eso es algo que nunca debe terminar!
  • Plan tecnológico: Introducir tecnología en el aula no es algo que se deba de hacer a la ligera, sino que hay que estudiar muy bien qué tecnología es la mejor para cada edad, en qué momento introducirla, bajo qué modelo, qué le va a suponer esto a las familias, cómo hacer para que la inversión sea asumible… En nuestro caso, optamos por un modelo 1 a 1 con el iPad de Apple desde 1º de Primaria. Comenzamos con los cursos impares y continuamos al año siguiente con el resto de cursos. Además, supuso una inversión importante para mejorar la conexión WiFi del centro.
  • Planc financiero: Es importante valorar tanto la inversión económica que debe realizar el centro como lo que esto les va a suponer a las familias. En nuestro caso, al eliminar los libros de texto, las familias no tuvieron que hacer un sobreesfuerzo económico para asumir la compra de los dispositivos, además de que el centro se encargó de establecer una forma de pago muy cómoda con un contrato de financiación a tres años.
  • Plan de comunicación: Lo que no comunicas no se conoce, y ahí nos metimos a actualizar la web del colegio, y las redes sociales, con pautas sencillas de comunicación y estableciendo responsables de cada una de ellas para que la información sobre el colegio fluyera y estuvieran siempre actualizadas.
  • Plan de arquitectura y espacios: Con la máxima de que cualquier rincón del centro es un espacio de aprendizaje, de esa forma, se habilitaron salas que no se usaban, se pintaron pasillos, aulas, se iluminaron más las diferentes zonas… Con el tiempo, y con el aumento de alumnos, sobre todo con la llegada de Ciclos Formativos de la familia forestal, hubo que invertir en la restauración de otras zonas del centro: invernaderos, huerto, granja, etc.

Paso5

Puesta en marcha de los planes de acción

Una vez creados los planes de acción, nos pusimos manos a la obra y el curso 2014/2015 fue el curso en el que todo comenzó y en el que todo cambió. Con una implementación muy controlada y sin prisa pero sin pausa, fuimos introduciendo todos estos cambios en nuestro proyecto de centro.

Imagen del Colegio
Manos de niños en círculo

Evaluamos

Aula de clase

La evaluación del proyecto se ha realizando de varias formas. Por un lado, las evaluaciones objetivas, tanto internas como externas, del rendimiento de los alumnos. Con eso hemos confirmado, no sólo que los alumnos están más motivados sino que, además, aprenden más y mejor.

Niños jugando en clase

Además, la satisfacción tanto de alumnos como de familias se valoró haciendo Focus Groups con ellos y a través de encuestas, lo que nos permitió comprobar cómo el grado de satisfacción con el proyecto era muy alto.
Para valorar el trabajo de los profesores, realizamos sesiones de buenas prácticas, en las que los profesores ponen en común sus proyectos y se valoran los unos a los otros, ayudándose en la mejora de los mismos.

Trabajo entre alumnos

Además de lo estrictamente académico, otros aspectos se han visto mejorados con el proyecto como la convivencia entre alumnos, entre profesores y entre alumnos y profesores, la reducción de conflictos en el aula, la motivación de nuestros alumnos, así como la implicación en clase y en los proyectos que realizamos. También somos conscientes de que innovar supone no parar, y que cada año debemos evaluar el trabajo realizado y mejorar continuamente los procesos de trabajo, los proyectos realizados, los materiales, etc.

Conclusiones

Alumnos mirando una tablet

A día de hoy, la valoración del proyecto por parte de todos los agentes implicados es real-mente muy positiva. Los alumnos están más moti-vados, les gusta trabajar así, aprenden más y mejor y eso se ve reflejado en su rendimiento académico y en sus calificaciones.

Manos unidas en círculo

Los profesores también expresan una mayor sa-tisfacción con su trabajo, reconocen que esta manera de enfocar sus clases les supone un ma-yor esfuerzo y una mayor inversión de tiempo a la hora de preparar sus clases; sin embargo, ante la pregunta de “¿volverías a la clase tradicional?”, la contestación es unánime: “por supuesto que no”.

Profesores del colegio posando

Lo más positivo de la experiencia es que todo el colegio trabajamos a una, es muy enriquecedor compartir con el resto de compañeros tus avances, tus dudas, tus dificultades, tus logros, y poder ayudarte los unos a los otros. El apoyo y el acompañamiento del Equipo Directivo y, por supuesto y por encima de todo, de la Titularidad del colegio ha sido el factor clave para alcanzar el éxito en el proyecto

¿Te animas?

Nuestra recomendación es: NO CAMINES SOLO. Rodéate de aquellos expertos que te pueden guiar y ayudar en tu camino.

Logo del colegio San Gabriel

No decaer ante las dificultades ni ante las resistencias, porque van a estar ahí, pero hay que saber convivir con ellas. Cambiar no es fácil, hacer las cosas de forma diferente requiere salir de la zona de confort y dedicar mucho más tiempo a la planificación y diseño de proyectos y actividades, pero merece la pena absolutamente.

No podemos enseñar igual a como lo hicieron con nosotros, es una responsabilidad nuestra, como profesores, asegurar la mejor formación y enseñanza para nuestros alumnos. Ellos están en nuestras manos, y eso supone darles la mejor de las oportunidades posibles que tengamos a nuestra disposición.

Materiales complementarios

Imagen materiales complementarios