Vídeo de presentación de la experiencia "Somos dioses egipcios"

Introducción Descarga artículo en PDF

Responsable
María José Medina Fuentes
Centro escolar
CEIP Nuestra Señora del Carmen
Dirección
Calle Princesa, 27. CP 30002
Localidad y provincia
Murcia (Murcia)
Web del centro
https://www.murciaeduca.es/cpntrasradelcarmenmurcia/sitio/
Contacto
30005545@murciaeduca.es

La experiencia “Somos dioses egipcios” la desarrollamos en el nivel de 5 años de Educación Infantil. La metodología utilizada se basa en el aprendizaje basado en proyectos, de manera que nos centramos en el niño para la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes a partir de situaciones de la vida real.

La actividad está enmarcada dentro del proyecto llevado a cabo durante todo el curso “La vuelta al mundo”. La idea de partida es que la visita a Egipto les permitirá convertirse en dioses egipcios. Entre todos elegirán, así, el nombre del dios o diosa para cada uno de ellos, atendiendo al rasgo de su personalidad más representativo y crearán una frase que los defina. El objetivo último es trabajar el conocimiento de ellos mismos (identidad) y el desarrollo de su autoestima.

Entre los recursos TIC que se han empleado, destacan la pizarra digital interactiva, el ordenador y robots. La tarea quedará recogida en el panel digital y en un crucigrama y será, finalmente, subida al blog de aula.

Nos convertimos en dioses egipcios.
Nos convertimos en dioses egipcios.

Punto de partida

La experiencia se desarrolla en el centro de Educación de Infantil y Primaria Nuestra Señora del Carmen, que es de titularidad pública y está situado en el barrio del Carmen, en la zona centro-sur de la ciudad de Murcia. En la actualidad es uno de los barrios más poblados del casco urbano del municipio, de los más antiguos de la ciudad y de los que más población inmigrante acoge.

Nos gusta decorar nuestro cole.
Nos gusta decorar nuestro cole.

El centro, que tiene línea doble en todos sus niveles, consta de un edificio de dos plantas restaurado recientemente, en el que hay seis aulas de Educación Infantil y doce de Educación Primaria. Los espacios del colegio son amplios, con varios patios para las diferentes etapas, un aula de música, un aula de ordenadores (Plumier), un departamento de inglés, comedor, cocina, biblioteca, gimnasio, sala de usos múltiples, diferentes aulas de apoyo, aula de medios audiovisuales e inglés. Todas las aulas disponen de pizarra digital interactiva y ordenador, con una continua revisión y actualización por parte del responsable de medios informáticos.

El claustro de profesores está formado por 18 tutores y especialistas, que atienden a un tipo de alumnado muy diverso, propio del barrio en el que nos encontramos. Es, así, muy heterogéneo en cuanto a aspectos étnicos, sociales y culturales.

¡Juntos, mejor y mejores!
¡Juntos, mejor y mejores!

De igual modo, el alumnado del centro presenta niveles muy heterogéneos de desarrollo cognitivo y aprendizaje. En numerosas ocasiones, en la etapa de Educación Infantil, el aprendizaje de la lengua española conlleva cierta dificultad para muchos alumnos de origen extranjero, de manera que tratamos de potenciarlo mediante la implementación de actividades como la presente, en la que se busca estimular el desarrollo del lenguaje oral y escrito junto con la autoestima del pequeño. Intentamos, en definitiva, minimizar las diferencias entre los estudiantes, dando valor a rasgos y cualidades sobresalientes de la personalidad y carácter de cada uno de ellos y atendiendo a la aportación que cada uno hace en el grupo como ser humano.

Paso a Paso

La experiencia que presentamos pertenece a un proyecto denominado “La vuelta al mundo”. El proyecto está diseñado, guiado y orientado por la maestra, pero siempre teniendo en cuenta los intereses y aportaciones de los niños. El aula de 5 años, con 22 alumnos, se dispone a conocer distintos países; utilizamos, para ello, una metodología activa, aproximando a los más pequeños a la investigación, desarrollando su curiosidad y suscitando interés por el conocimiento de un entorno lejano. En el proyecto anual que llevamos a cabo, tenemos, además, integradas gran variedad de herramientas digitales, de las que se hace un uso frecuente.

Paso 1: Somos dioses egipcios

En esta primera fase de la actividad, “se llega” a Egipto y se comienzan a investigar y conocer los nombres de algunos dioses y faraones egipcios y qué representa cada uno de ellos.

A continuación, los niños se convierten en dioses egipcios. Entre todo el grupo, se elige, así, el nombre de dios egipcio que cada uno de ellos recibe, así como una frase en la que se recoge el motivo de ese apelativo, en función de la percepción que tienen sus compañeros de él o ella.

Este inicio de actividad es muy importante para los alumnos, ya que todos reciben sus minutos de protagonismo y se ven definidos y admirados por sus iguales. No hay que olvidar que, a estas edades, los niños están en una fase evolutiva en la que quieren ser los protagonistas, la denominada fase egocéntrica. Es recomendable, por ello, trabajar este aspecto haciendo participar a todo el grupo en condiciones de igualdad de modo que vayamos desarrollando situaciones de empatía hacia los demás.

Somos dioses egipcios.
Somos dioses egipcios.

Paso 2: Nos dibujamos

Nos dibujamos cómo nos ven los compañeros.
Nos dibujamos cómo nos ven los compañeros.

En la etapa de Educación Infantil, es fundamental desarrollar la expresión de todas las vivencias y experiencias del alumnado de forma oral, escrita o gráfica. En este caso, la realizan a través del dibujo, trabajando así el esquema corporal. Según Le Boulch, el esquema corporal “es el conocimiento inmediato y continuo que tenemos de nuestro cuerpo, en estático o en movimiento, en relación con el espacio y los objetos que lo rodean”. El autor sitúa a los niños de 5 años en una etapa de discriminación perceptiva de su propio cuerpo, que finalizará sobre los 7 años, con una percepción global de su cuerpo y de sus segmentos corporales.

Focalizamos y trabajamos de forma positiva esta percepción de su cuerpo, dibujando “dioses egipcios” y teniendo en cuenta que los niños están en la fase pre esquemática del dibujo infantil, en la que no dibujan lo que ven sino lo que saben. En este caso, los alumnos saben que los dioses egipcios eran seres importantes y valiosos, por lo que la representación gráfica que realizan de cómo perciben su cuerpo se corresponde a cuerpos de “gran tamaño”, “gran colorido”, “abundancia de detalles” y, en su mayoría, muy sonrientes. Con ayuda de la maestra y con el dibujo delante realizan y comprueban qué cambios hay que llevar a cabo, si faltan partes o detalles. Esta actividad propicia la adquisición del esquema corporal a través del dibujo de forma lúdica y simbólica, al imaginar y pensar que se han convertido en dioses egipcios. Para finalizar, la maestra les escribe su nombre y la frase que los define; los niños repasan y decoran.

Repasamos la frase que nos define.
Repasamos la frase que nos define.

Paso 3: Creamos un panel digital

En esta tercera fase, creamos un panel digital con la herramienta de la web 2.0 Padlet, en la que los niños exponen sus dibujos. Son, en este sentido, ellos los que realizan la subida en el ordenador o la pizarra digital interactiva. En el ordenador, la actividad se realiza por parejas y, en la PDI, en gran o pequeño grupo.

Subimos las imágenes desde el ordenador.
Subimos las imágenes desde el ordenador.

Esta actividad nos lleva varias sesiones, pues, en ella, los alumnos tienen que ir escribiendo la frase que los define y su nombre, al tiempo que suben la composición que han realizado en la fase anterior. Tienen un papel escrito y cuentan con la ayuda de otro compañero que ya ha realizado la actividad.

Finalizado el panel, lo subimos a nuestro blog de aula para que puedan compartir el trabajo con sus familias y trabajar la lectura de pequeñas frases sobre ellos en casa.

En general, los niños se muestran muy satisfechos de poder compartir con sus familias cómo los ven los compañeros del cole.

El panel digital en nuestro blog de aula.
El panel digital en nuestro blog de aula.

Paso 4: Realizamos un crucigrama

En la PDI leemos lo que vamos creando.
En la PDI leemos lo que vamos creando.

Utilizamos el material de lectoescritura que tenemos en el panel digital, sus nombres y frases, para crear un crucigrama online utilizando Educaplay, un directorio de recursos educativos gratis. Lo realizan de forma individual o por parejas en el ordenador. El agrupamiento, en esta parte de la actividad, lo establecemos dependiendo del nivel de aprendizaje de cada uno. Los alumnos que necesitan ayuda se sitúan por parejas para colaborar con sus compañeros.

Tanto los que trabajan de forma individual como por parejas tienen el apoyo visual de una tarjeta con la frase escrita. Están familiarizados, además, con el teclado, pues en clase solemos hacer actividades para ello. Así, son los propios niños los que realizan el crucigrama, introduciendo nombre y frases en la plantilla de Educaplay. Al final, la maestra supervisa el trabajo y corrige los errores cometidos.

El crucigrama se realiza en varias sesiones, con un número de 5 o 6 alumnos por día, hasta la realización completa de los 22 alumnos. Al finalizar toda la tarea de los niños, en la misma clase, se genera delante de ellos el crucigrama, a lo que ellos gratamente responden diciendo: “¡es nuestro trabajo!”; “¡qué chulo nos ha quedado!”.

A medida que se va creando el crucigrama, sentados por parejas en el ordenador, los niños y niñas salen a la PDI para ir leyendo sus nombres y frases. Así, la aproximación a la lectoescritura en el nivel de 5 años se amplía, siendo capaces de leer sus producciones escritas. Por otro lado, los propios alumnos son los que explican a sus compañeros cómo jugar con él, al tiempo que el crucigrama se sube al blog de aula, para, de nuevo, compartir en familia y jugar.

Subimos el crucigrama al blog de aula para jugar.
Subimos el crucigrama al blog de aula para jugar.

Paso 5: Iniciación a la programación

El robot infantil programable con forma de abeja que utilizamos en nuestra aula de Infantil es Bee Bot. Con él, los pequeños se familiarizan e inician en tareas de programación, en las que trabajan la coordinación, la percepción espacial y la lateralidad de una forma muy divertida y lúdica.

El tapete sobre el que se desplaza el robot lo creamos con todos los dibujos de los niños con sus dioses egipcios. Para ello, hemos contado, antes de comenzar a programar, que hay 30 cm entre un dibujo, el espacio y el siguiente dibujo, ya que utilizamos los folios directamente. Los niños lo tienen en cuenta y lo programan para ello. Conocen bien la medida de los pasos del robot, pues están familiarizados con él desde el curso anterior tanto en actividades dirigidas como en los distintos rincones de juego del aula.

El uso de este recurso es altamente motivador para los niños, pues disfrutan y se sienten satisfechos cuando comprueban que son sus dibujos los que sirven de tapete para el robot Bee Bot.

El inicio de la actividad lo realizan programando el robot hacia su propio dibujo y, posteriormente, desde ahí tienen que volver a programarlo para conducirlo al dibujo de otro compañero, dando una breve explicación del motivo de esa elección. Fundamentalmente, expresan que son los lazos afectivos y de amistad hacia algún compañero lo que les lleva a tomar la elección de conducirlo a un dibujo concreto, sin tener en cuenta qué representa ese dibujo. Si fallan y no llegan al dibujo elegido, comienzan de nuevo ayudados por todo el grupo y vuelven a programar hasta alcanzar el lugar elegido. Intentamos, de este modo, que asuman el error con naturalidad, teniendo en cuenta que a estas edades la tolerancia que muestran a las frustraciones es escasa, por lo que requiere un tratamiento específico.

Iniciación a la programación con los dioses egipcios.
Iniciación a la programación con los dioses egipcios.

Evaluamos

El procedimiento fundamental que empleamos para evaluar esta experiencia es la observación directa y sistemática. A través de ella, comprobaremos tanto los conocimientos adquiridos por el alumnado, como la adecuación de los materiales y recursos utilizados, la organización del tiempo y el espacio. Los cambios y modificaciones se han ido realizando en el momento, conforme se iban desarrollando las diferentes actividades. Por otro lado, es preciso señalar que registramos determinados aspectos que nos aportan información detallada del proceso de aprendizaje del niño utilizando distintos instrumentos.

Para la evaluación del alumnado, tenemos en cuenta el grado de adquisición de los contenidos y competencias de las tres áreas en que se organiza la etapa: conocimiento de sí mismo y autonomía personal; conocimiento del entorno; lenguajes: comunicación y representación. La respuesta de los niños en la puesta en práctica de las actividades nos indicará el grado de adquisición de los diferentes criterios de evaluación, para lo cual hemos creado distintas rúbricas, que nos sirven de instrumento de evaluación. Los diferentes criterios se valoran según el nivel de consecución alcanzado sobre lo requerido en excelente, bueno, adecuado o poco (conseguido). Los resultados obtenidos, en la mayoría de los alumnos, están situados entre excelente y bueno.

Para la evaluación de la experiencia y de la práctica docente, se plantean las siguientes preguntas al alumnado: ¿os ha gustado la actividad?; ¿qué ha sido lo más divertido?; ¿qué parte os ha gustado menos?; ¿qué dificultades hemos encontrado?; ¿cómo creéis que podemos mejorar para la siguiente actividad?.

De igual modo, para evaluar la experiencia, utilizamos grabaciones audiovisuales que nos permiten la recogida de la información para su posterior valoración. Reflexionamos y registramos, así, cómo ha sido el clima relacional y afectivo, señalando si ha sido satisfactorio o es mejorable, con una lista de control de cada alumno. En una hoja de registro se recogen, por lo demás, las impresiones de la maestra respecto a su trabajo.

¿Qué hemos aprendido?
¿Qué hemos aprendido?

Conclusiones

Los aspectos más significativos de la experiencia que nos gustaría resaltar son los siguientes:

La experiencia inspiró a los niños de clase para poder conocerse mejor.
La experiencia inspiró a los niños de clase para poder conocerse mejor.
  • Valoramos la importancia de nuestra actividad, ya que ha sido desarrollada y creada en grupo.
  • Como docente, me ha permitido conocer más a fondo al alumnado y, a su vez, ha favorecido que se conozcan de una manera más sensible, acercándose a aspectos positivos de su personalidad.
  • Esta experiencia permite al niño compartirla con su familia y darles a conocer cómo lo ven sus compañeros tanto a él como al resto del grupo.
  • Destacamos la importancia de este tipo de trabajo en el que las aportaciones individuales generan un trabajo de todo el grupo y queda recogido en un espacio común (blog de aula) para su continua práctica desde casa.
  • La experiencia ha sido altamente motivadora y satisfactoria para todos. En este sentido, el uso de distintas herramientas digitales nos ha facilitado la creación de material de lectoescritura, siendo el alumno el protagonista de este proceso de aprendizaje.
  • Resaltamos la importancia del aprendizaje significativo y del trabajo por proyectos, basados en la realidad social que tenemos, favoreciendo el interés y la curiosidad del niño.

¿Te animas?

La experiencia que hemos llevado a cabo surge, como siempre, de la actitud positiva que tienen los niños hacia los aprendizajes. También nace de la curiosidad de la maestra por aprender a utilizar la tecnología e investigar qué herramientas son más favorables para el desarrollo, en este caso, de la lectoescritura. Teniendo en cuenta que los protagonistas del proceso siempre son los alumnos, utilizamos las herramientas adecuadas que nos permitan crear nuestro propio material y juegos para el grupo de niños tomando en consideración las características de éste, sus intereses y necesidades.

Podemos empezar creando la actividad y, como segundo paso, plantearnos qué herramientas son las más adecuadas para su desarrollo. En mi opinión, es fundamental crear un blog de aula, ya que el subir este tipo de material y juego en él permite que el niño se familiarice y disfrute de ellos en otro espacio que no sea el de la clase.

¡Es muy divertido aprender cosas nuevas!
¡Es muy divertido aprender cosas nuevas!

Finalmente, me gustaría resaltar que estos tipos de experiencias son muy gratificantes, ya que incluir la tecnología en nuestra metodología le da al trabajo realizado un componente más significativo y actual, a la vez que muy atractivo para los alumnos. Para la maestra supone también ampliar conocimientos, recursos y nuevos aprendizajes. Aunque acercarles de este modo la tecnología implica un esfuerzo para todos, alumnos y maestra, es importante valorar que permitimos y nos damos permiso para instalarnos no en aulas sino en espacios y tiempos educativos propios de nuestro momento.

Materiales complementarios

El panel digital y el crucigrama los podéis encontrar en los siguientes enlaces del blog de aula:
http://marjomefu.blogspot.com/2018/05/escribimos-frases-sobre-nuestrosdioses.html
http://marjomefu.blogspot.com/2018/05/crucigrama-creamos-nuestros-dioses.html

Nuestro blog de aula.
Nuestro blog de aula.